Bano-relajante

Muchas veces las tensiones o el estrés hacen mella en nuestra salud, ya sea a nivel mental o a nivel físico. Y ello a su vez acarrea que nuestro aspecto externo se vea peor, nos sentimos con ojeras o con signos de agotamiento.

Por ello, una manera de conseguir relajarnos y de mejorar estéticamente es disfrutar de unos baños antiestrés con los que nos olvidemos de todos los problemas y sólo nos centremos en nosotros, en nuestro bienestar y en nuestro cuerpo.

Baño relajante

Uno de los más efectivos es aquel que se realiza con lavanda. Para llevarlo a cabo primero realizaremos una mezcla de infusión de lavanda y de flores, también de lavanda, que se añadirá, una vez colada, al agua de la bañera.

Asimismo también son muy fáciles de preparar a la vez que ofrecen muy buenos resultados los baños que se realizan añadiendo infusiones de valeriana o manzanilla. Y lo mismo sucede con los que se le añade un poco de sal gorda.

Del mismo modo, son recomendables aquellos a los que se incorporan aceite de romero, de menta, de pino o de eucalipto. Si no tiene estos productos, no se preocupe. Podrá recurrir a productos que habitualmente existen en todos los hogares como es el caso de la mostaza, el bicarbonato o la leche en polvo.

Baño con aceite de romero

No lo dude, ponga en práctica alguno de estos baños relajantes y verá como mejora tanto su mente como su aspecto físico.

0/50 ratings

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.