Dietas-de-desintoxicacion

¿Te has excedido estas Fiestas? ¿Te sientes pesada, inactiva y culpable por la cantidad de calorías que has comido y bebido? Bien, te explicamos cuál es la mejor forma de sentirse bien, sin tomar decisiones que puedan afectar la salud.

Seguramente has pensado en hacer alguna dieta desintoxicantes. ¿Pero… es está una buena idea? ¿Es realmente necesario comer como un conejo para conseguir volver el tiempo atrás?

Lo cierto es que muchas de las toxinas que recibe nuestro cuerpo provienen de los alimentos que tomamos. Suculentas comidas, acompañadas de vino u otra bebida alcohólica son un acontecimiento que nuestros hígados tienen que procesar. Comer más significa que potencialmente injerimos más añadidos y preservativos que generalmente se tienen que metabolizar.

Dietas de desintoxicación

Las dietas de desintoxicación son útiles porque dan a cuerpo un resto; pero no son planes a largo plazo sino que solo pueden hacerse a corto plazo.

Hay varios tipos de dietas desintoxicantes: en un extremo tienes los planes de ayuno que permiten solamente el agua, y en el otro extremo tienes dietas que prohíben el consumo de alcohol, los refrescos, el té, el café, y los alimentos procesados y con exceso de grasa y de azúcar. Se basan en el consumo de agua, de zumos de frutas naturales, caldo de vegetales, y comidas basadas en fruta y vegetales.

Muchos creen que cuanto más severo es el plan, más de prisa trabaja. La regla general es cuanto más extremo es el plan desintoxicante cuanto más aprisa trabaja. PERO también más efectos secundarios como dolores de cabeza, náusea, y fatiga. Nunca permanezcas en una dieta severa de desintoxicante por más de dos días o puedes sufrir carencias de vitaminas, minerales y de proteínas. Una dieta basada en agua NUNCA DEBE SER RECOMENDADA. Si tienes alguna clase de condición médica, no emprendas esta clase de dieta sin consultar con tu médico.

Después de experimentar un breve período de desintoxicación, puedes esperar tener más energía, un mayor sentido del bienestar, una piel más clara, un gran sentido del logro y, más entusiasmo para retomar tus hábitos alimentarios saludables.

La mejor manera de conseguir un cuerpo sano y desintoxicado es adoptar una dieta equilibrada y beber como mínimo 2 litros de agua sobre una base diaria.

0/50 ratings