Obstaculos-para-adelgazar

Todos los que alguna vez hayamos intentado bajar de peso sabemos que el camino no es siempre fácil. Los obstáculos son muchas y se presentan repetidas veces. Mientras algunas veces sentimos que es posible conquistar el mundo y sobrellevar cualquier problema que se cruce en el camino, en otras oportunidades el ánimo decae y aparecen las dudas: ¿realmente valdrá la pena? o ¿lo lograré algún día?

Lograr las metas que te hayas propuesto en la pérdida de peso depende de las elecciones que realice en respuesta a los desafíos que enfrentes. Nadie puede afirmar que adelgazar es fácil, pero, a pesar de esto, todos sabemos que ES POSIBLE. En cada problema que encuentres, tendrás que elegir: puedes optar por enfrentarte a él de una manera positiva, o bien de una forma que peligre tus fuerzas y esperanzas.

¿Con cuáles de todos estos obstáculos te sientes identificado?

  • Falta de motivación.
  • Comes en exceso cuando te sientes tristes, feliz, enojado o ansioso.
  • No sientes el apoyo de de tu familia y amigos.
  • Pasas por períodos en los que se deseas comer todo aquello que es inapropiado.
  • Experimentas algunos cambios inesperados cuando bajas de peso.
  • No sé cómo enfrentarme con la gente que insiste en que coma.
  • Algunas veces me encuentro comiendo sin ningún motivo.

¿Como enfrentar estos obstáculos? A través de 5 pasos:

  1. Identificar el problema
  2. Pensar ideas para enfrentarlo, y elegir una de ellas
  3. Actuar.
  4. Evaluar los resultados.
  5. Llevar un registro.

Paso 1: Identificar el problema inmediato.No intentes enfrentar todas las situaciones complicadas a la vez ya que puede resultar desde abrumador e imposible. Lo más útil es empezar a hacer o dejar de hacer solo lo del día de hoy. Frente a lo que parecen barreras indestructibles, construye tu éxito de a poco, con pequeños pasos, de a un día por vez o inclusive de a una hora por vez.

Para enfrentar un desafío por vez deténgase a ubicar mentalmente cuál es el más cercano. y pregúntate “¿cuál es ahora el problema más inmediato en mi plan de pérdida de peso o de mantenimiento, aquello que probablemente me incite a comer en exceso?”. Respóndase. Por ejemplo: “el cumpleaños de mi mejor amiga'”. Bien; éste será su desafío de hoy, en donde debes concentrar tu energía.

Paso 2: Reunir ideas para enfrentar y elegir una.Imagina ideas para enfrentar estas barreras. Si reúnes muchas te será más fácil encontrar la adecuada. Hay varios recursos disponibles: los consejos de nuestros boletines, algún grupo de personas que tenga tu mismo objetivo, un amigo que se ponga en tu lugar y te entienda, y tú mismo. Escribe todo, no dejes afuera ninguna idea. Así, por ejemplo, para enfrentar el cumpleaños de tu amiga puedes decir:

  • Hablar con ella y pedirle su ayuda. Ser muy sincero.
  • Decirle firmemente “no, gracias”.
  • Probar un poco de la comida y dejar el resto en el plato.
  • Otras ideas.

Al momento de elegir alguna de ellas revisa la lista y pregúntate: “¿soy capaz de hacer esto?, ¿esto es para mí?”. Si la respuesta es no, entonces la idea no es buena para ti. De tus ideas “sí” selecciona la que piensas que funcionará mejor, y úsala en el momento adecuado.

Paso 3: Actuar. Ahora estás mejor preparado para actuar. Utiliza tus elecciones para manejarte. Recuerda que encontrar lo que realmente funciona en ti, es un proceso de ensayo y error. Tu primera elección puede ser la acertada desde el principio; pero tal si no es así, no te desanimes. Prueba las muchas otras elecciones “sí”, hasta que encuentres aquella que se ajuste a ti.

Paso 4: Evaluar los resultados. Tu mismo eres el indicado para juzgar si los resultados fueron exitosos para enfrentar tu barrera. Es importante preguntarse

  • ¿Me resultó más fácil esta vez permanecer dentro de la dieta que cuando enfrenté antes la misma situación?
  • ¿Qué es lo que hice diferente esta vez y funcionó bien?
  • ¿Cómo me hace sentir esto? Sentirse bien con lo que has sido capaz de cumplir, es muy motivante. Seguramente quedara más trabajo por hacer, pero ve de a una cosa por vez.

Paso 5: Llevar un registro.No olvide llevar un registro de las ideas que para funcionaron bien. Por ejemplo: Obstáculo: Mi abuela me empuja a comer.

Ideas que funcionaron como solución: Hablar con ella y pedirle ayuda.

Los problemas no son estáticos y cambian a medida que el tiempo pasa y las situaciones se modifican. Seguramente notarás que aquello que habías considerado como un desafío al principio de tu dieta, hoy ya no lo es.

En definitiva, los cambios son una parte normal del proceso hacia la pérdida de peso y el mantenimiento, tal como lo son en otras áreas de la vida. El secreto del éxito radica en aceptar este hecho y aprender a manejar los obstáculos de forma que no echen a perder tu decisión de adelgazar y llevar una vida saludable y feliz.

0/50 ratings