comer-ensaladas-para-bajar-de-peso

Cuando nos proponemos hacer dieta para perder peso las tentaciones parecen más frecuentes que de costumbre. Pero existen algunas herramientas para no sucumbir frente a ellas.

Tú tienes muchas de las habilidades necesarias para perder peso, y si no es así se pueden aprender fácilmente. A continuación te proponemos algunos trucos para empezar y no abandonar la dieta antes de llegar a la meta.

Haz un plan que puedas mantener

Uno de los principales problemas de las dietas es que suelen ser muy estrictas. La primera semana haces un gran esfuerzo, pero en la segunda, tiras la toalla cuando quieres comer dulces o chocolate.

Si realmente quieres bajar de peso, lo mejor es que busques un plan al que puedas adaptarte y que te permita un poco de flexibilidad de vez en cuando. De esta manera no se arruinará el esfuerzo pues sabes de cada cierto tiempo puedes darte un gusto.

Aprende a seleccionar en los restaurantes

Si comes fueras de casa, puedes caer fácilmente en la tentación de dejar a un lado tu plan, pero esto no tiene por qué ser así. Dile al mesero que te quite el pan de la mesa, toma agua antes de comer y pide tus alimentos sin grasa.

¿Cómo comer ensaladas?

No hay duda de que las ensaladas son de las mejores comidas que existen. Son saludables y no engordan. Intenta hacerlas con queso baja en grasa, sin bacon y sin pan. Aliñar con UNA cucharada de aceite de oliva y zumo de limón o vinagre.

Zanahoria y apio siempre en el frigorífico

Constituyen los mejores snack para esos momentos en los que el hambre apremia (antes del almuerzo y a media tarde) Están lleno de vitaminas, reducen el riesgo de cáncer, te quitan el hambre y no tienen casi calorías.

Compra y cocina raciones más pequeñas

La mejor forma de comer menos, es tener menos en el plato Y las alacenas.

Aléjate de la tentación

Es probable que cada vez que empieces una dieta, alguno de tus amigos cumpla años, tengas una boda o evento social. Prepárate antes de acudir a la cena. Toma algo antes de salir, para no tener tanto apetito. Mentalízate en que una noche no va a arruinar el esfuerzo que has logrado hasta hoy.

Un desayuno completo, una cena ligera

Debe contener la mayor cantidad de carbohidratos que ingieras en el día, esto te dará energía para tus labores. La cena, se recomienda que sea liviana a base de pescado, u otra carne magra y vegetales.

Toma a diario entre cinco y seis comidas

Hay quienes no apoyan esta opción, incluso hay personas que pasan de la cena o del desayuno con el objetivo de perder peso. Lo cierto es que comer cada tres horas (aproximadamente) trae beneficios para tu metabolismo, estabiliza los niveles de azúcar en la sangre, le asegura a tu cuerpo que éste encuentre los nutrientes que requiere y además ayuda a controlar el hambre y la ansiedad.

No dejes que el hambre te guíe

Cuando sientes hambre, ya tu organismo se encuentra bajo de nutrientes. Trata de comer antes de que sientas la necesidad.

Proteínas y más proteínas

Son el grupo de alimento más importante cuando te encuentras haciendo un régimen para perder peso y ganar músculos. Carne magra, huevos, pollo sin piel y sin grasa, lácteos desnatados forman parte del grupo. Trata de incluir una porción de proteínas en la cena.

0/50 ratings